Cuando hablamos de Planificación Gastronómica no solamente incluye el desarrollo de la creatividad y la técnica dentro de la cocina, sino que además implica la adquisición de saberes relacionados con el manejo general de una empresa, esto incluye desde la generación de ideas conceptuales relacionadas con el servicio y los productos a ofrecer hasta la comercialización general de la empresa.

Específicamente dentro de las cocinas existen procesos fundamentales que en la medida que se planifican y estructuran   permiten  la creación de procesos sistematizados y por ende control y ahorro de recursos (materias primas, recurso humano, tiempo, ejecución y finalmente los financieros). De allí la importancia de manejar de manera eficiente dichos procesos.

Para poder ser eficiente durante el proceso de medición y toma de decisiones en el área gastronómica, es necesario tener visión amplia y de todo un entorno y el manejo de la mayor cantidad posible de variables que permitan tener distintos puntos de vista de una misma situación.